Los usuarios australianos de Bitcoin tendrán menos carga tributaria

Imprimir Más

El gobierno australiano presenta un proyecto de ley para cumplir con una promesa de larga data de eliminar la doble imposición de las transacciones de criptomonedas.

Según las leyes y políticas australianas vigentes, todos los comerciantes e inversores de criptomonedas como Bitcoin y Ethereum son potencialmente responsables del impuesto sobre bienes y servicios (GST).

Como tal, los usuarios de moneda digital en Australia son gravados nuevamente por el GST que se carga en la moneda utilizada en la transacción.

La doble imposición para las criptomonedas ha recibido muchas críticas de la comunidad inversora local de Bitcoin en Australia.

Y la política plantea algunas preguntas serias sobre la participación abierta del país en la industria de FinTech.

En un intento por resolver este problema, el gobierno acaba de anunciar un plan para eliminar los impuestos cobrados en el momento de la compra.

El gobierno australiano propone regular los intercambios de Bitcoin a través de un proyecto de ley que, de aprobarse, agilizaría las inversiones en divisas digitales y consolidaría la reputación del país en el mercado global de FinTech.

Según una declaración del tesorero australiano Scott Morrison, la legislación garantizará que los inversores ya no paguen los impuestos GST sujetos al uso de monedas digitales, al igual que las transacciones normales que usan dinero físico.

La modificación de las leyes tributarias de Bitcoin se aplicará retrospectivamente a partir del 1 de julio de 2017, en línea con el anuncio del presupuesto del año.

Esto ocurre después de que las monedas digitales obtuvieron un recorte de impuestos en el presupuesto federal de 2017, que es en mayormente una parte de la agenda de FinTech-Amigable del país.

Como tal, el parlamento australiano tendrá que aprobar el proyecto de ley antes de que se aplique como una ley nacional. Sin embargo, no está claro cuándo este proyecto de ley será objeto de debate o revisión.

Los órganos del gobierno australiano siguen una legislatura bicameral, lo que significa que ambas cámaras deben aprobar la legislación antes de avanzar para su implementación real como ley nacional.

Sin embargo, la comunidad local de Bitcoin, junto con el ecosistema de criptomonedas más amplio, seguramente recibirá un impulso a medida que las transacciones futuras se vuelvan menos costosas y ganen paridad a través de transacciones de dinero fiduciario.

El proyecto de ley, una vez aprobado por el parlamento, eliminará los obstáculos al crecimiento de las empresas de moneda digital, promoviendo así la industria de la tecnología financiera australiana.

El gobierno de Turnbull ha estado proporcionando un gran apoyo para la industria FinTech al permitir subvenciones para alentar las inversiones de inicio.

Además de trabajar en estrecha colaboración con el sector fintech de Australia para desarrollar estas reformas, el gobierno está preparado para crear un régimen de fondos de capital de crowdsourcing y abolir los costos de licencias para alentar a las empresas y promover servicios financieros innovadores.

Está claro que los conservadores están trabajando para colocar a Australia como un centro FinTech global. Desde que llegaron al poder, han estado lanzando medidas regulatorias sobre incentivos fiscales.

El paso es una de las primeras piezas legislativas parlamentarias específicamente sobre las criptomonedas, y se espera que el Congreso de los Estados Unidos haga un movimiento similar después de presentar un proyecto de ley bipartidista para eliminar la doble imposición del Servicio de Impuestos Internos.