Una breve historia de Litecoin

Imprimir Más

Al principio, estaba Bitcoin. Nacido en la clandestinidad de un mundo roto y sobre regulado, fue forjado por un pequeño pero apasionado segmento de la población que anhelaba ser libre. Sin embargo, vivir en la oscuridad tiene sus peligros: los trasfondos del misterio y la ilegalidad se arremolinaban cuando la moneda se volvió infame en sitios del mercado negro como “The Silk Road”, donde era sinónimo de hackers, y para su deleite, la lenta penetración de información era epidémica.

Se podría decir que en este paradigma, no hay lugar para el crecimiento, y mucho menos para la competencia. Incluso podría decirse que Bitcoin debería ser independiente, y la plaga de hipercongestión de la red de Bitcoin y las tarifas insostenibles por simplemente realizar transacciones son el “costo de hacer negocios”. Gracias a Zeus, a un valiente desarrollador con el nombre de Charlie Lee, esto era ridículo, repugnante, y listo para el cambio. De pie en su escritorio en Google una tarde soleada, mientras entre los proyectos de revisión de YouTube y Chromebook, anunció al mundo: “¡HAGASE LITE!”

Durante los siguientes meses, Charlie se hizo conocedor de las criptomonedas, experimentando con la creación de una moneda de segunda generación llamada “Fairbrix” que contemplaba mejoras de seguridad y distribución equitativa de monedas sobre “Tenebrix”. El código fuente no era válido, pero Charlie no se desesperó, y solo 11 días después, el 13 de octubre de 2011, allí estaba Litecoin. Un enfoque basado en principios fue fundamental. No habría monedas “pre-minadas” para el enriquecimiento injusto de los desarrolladores; habría un tope en el número total de monedas para prestar valor e incentivo; iba a haber una visión clara y superior en medio de la refriega de la avaricia y la oscuridad. La comunidad pidió, y Litecoin entregó.

“Más rápido, más inteligente, más barato” es la orgullosa reputación de Litecoin. “Bloques” de 2,5 minutos en comparación con el tiempo de 10 minutos de Bitcoins; el primero en comercializar en marzo con “Segwit”, una actualización futura con intención de señalización de Bitcoin solo el 1 de agosto, y el grial dorado: reducir drásticamente las tarifas de transacción (al momento escribir esto 12 centavos en comparación con los 2 dólares de Bitcoin).

Hay una avalancha de entusiastas de criptomonedas recién inspirados que se despiertan todos los días y toman su primer aliento en el mundo de la “criptografía”. Cada uno con sus propias motivaciones: ¿Libertad financiera? Unir a la humanidad? Un amigo del trabajo no deja de hablar al respecto? Cualquiera que sea el caso, cuando la gente investiga sobre Litecoin, les gusta lo que ven. Cuando las personas usan Litecoin, se lo dicen a un amigo. Es una tecnología impresionante en un mercado por lo demás confuso y lleno de gente.

Nadie sabe con certeza dónde terminará Litecoin. Hablar de un “alunizaje” invade el discurso en línea a medida que una creciente comunidad de entusiastas y dedicados usuarios de Litecoin empujan alegremente su trofeo hacia el cielo, e imaginan un futuro más brillante, tal vez, Lite-ro.

 

Compra Litecoin