ICOs, una nueva forma de invertir para los millenials

Imprimir Más

Hay algo que está aquejando a los millenials cada día un poco más: la jubilación, el retiro, incluso cuando tengan hijos y quieran dedicarse a cuidarlos. ¿De qué van a vivir? Los ahorros no duran toda la vida. Por eso es importante plantearse las posibilidades de inversión y encontrar la que más se adapte a ti.

Te voy a dar una ayuda. Hay una nueva forma de inversión que ha estado volviendo locos a los millenials en los últimos años, debido a que no hay que invertir mucho, y son las ICOs.

¿Qué son las ICOs?

Si no eres muy diestro con las inversiones, déjame explicarte algo: cuando una empresa abre o cualquier negocio en general, empieza a ofrecer acciones que dan derecho a un porcentaje del proyecto. Quien esté interesado en el proyecto, quiera ayudar a que crezca y le tenga fe, puede comprar estas acciones. El dinero se destina a terminar de establecer la empresa y a su desarrollo en general.

Esto es conocido como Oferta Pública Inicial (IPO por sus siglas en inglés). Es una buena manera de que las empresas crezcan. También es provechoso para los inversionistas porque muchas veces se pueden beneficiar de las ganancias de la empresa y, si resulta exitosa, en un futuro pueden vender esa acción por mucho más del valor por el cual la adquirieron.

Algo muy similar se comenzó a hacer varios años en un nuevo campo: las criptomonedas. Sí, esas monedas virtuales que tienen un valor en nuestra economía. Quizás te suene el Bitcoin, Ethereum o Riddle, ya que han sido las más famosas, pero existen miles. Llevan años por aquí, pero últimamente es que se les ha dado un gran reconocimiento.

Crearlas no es nada fácil: hay que crear todo un software, y necesitas mucho personal y mucho dinero para eso. ¿Qué es lo que hacen los desarrolladores? Lanzan ICOs, que es la Oferta Inicial de la Moneda (Initial Coin Offering en inglés, de ahí viene el término “ICO”).

Es, básicamente, lo mismo que una IPO, pero aquí te darán monedas a cambio de tu dinero. En una ICO se explica completamente el proyecto de la moneda, cuánto necesitan para patentarla, para qué servirá la moneda y más. De esta manera tú decides si te interesa el proyecto y quieres invertir en él.

¿Cómo funciona una ICO?

En primer lugar, el equipo desarrollador crea el proyecto y hace un whitepaper, conocido en castellano como “Libro Blanco” y es donde estará explicado todo sobre el blockchain, el ecosistema y la misma ICO.

Una vez que hayas decidido invertir en la ICO, debes hacer el depósito (tu inversión). Generalmente este se hace en criptomonedas, a través de una billetera digital. Asegúrate de saber cómo funciona todo este sistema antes de embarcarte en una ICO.

Vas a recibir tus tokens una vez que haya terminado la ICO y esta haya sido exitosa, claro. El éxito lo marca la cantidad de dinero recogido, ya que el whitepaper debe tener una meta y un tiempo establecido. Si esto no se cumple, simplemente se devuelve el dinero a aquellos que hicieron el depósito.

¿Cuándo veré las ganancias de lo que invertí en la ICO?

Como en la mayoría de las inversiones, vas a tener que esperar. Debes esperar a que este token sea intercambiable por otros en plataformas específicas, lo que tomará algún tiempo. Otra forma es venderlo, pero para que aumente su valor y ganes más dinero del que invertiste por cada token, también pasarán unos años. Debes ser paciente y verás tus resultados.

No te confíes

Lamentablemente, no todo es color de rosa. Al igual que en cualquier otro negocio, este también conlleva riesgos. Es posible que esa moneda simplemente no alcance el éxito y su valor se mantenga muy bajo.

Algo de lo que hay que estar muy pendiente es de estafas, ya que hay que decir que se está poniendo bastante de moda crear ICOs falsas y simplemente desaparecer luego con el dinero de los demás. Debes investigar muy bien al proyecto, al equipo y leer a fondo el whitepaper para descartar timos.

Por si fuera poco, también están los piratas cibernéticos, buscando cualquier hueco en la seguridad de estas plataformas para entrar por ahí y llevarse todo el dinero. Estos ataques son más impredecibles, pero asegúrate de que el proyecto en el que inviertes se tome muy en serio el factor seguridad.